Valida el envio de todos los campos del formulario

Cofradía California

Top of Page
Español English Deutsch Francaise

Comunicado del Hermano Mayor. 24/09/2020

Noticias Cofradía

Queridos Hermanos Californios:

Una vez transcurrida la etapa estival, deseo dirigirme a todos vosotros en estos momentos tan difíciles que estamos viviendo; situación que comenzó el pasado mes de marzo y no sabemos durante cuánto tiempo tendremos que vivir con la incertidumbre y falta de seguridad de saber cuándo podremos volver a llevar una vida normal. Mi primer pensamiento es, dirigirme a toda la familia california con el deseo y la esperanza de que vuestros familiares, abuelos, padres, hijos o nietos se encuentren bien y aquellos que, por desgracia, hayáis sufrido la pérdida de algún ser querido, ya sea por la epidemia o cualquiera otra enfermedad, transmitiros de corazón el sentir, el calor y cercanía de todos los hermanos californios.

Como os comentaba, en esta difícil situación, cuántas vidas se está llevando la pandemia que padecemos a escala mundial, cuantos hogares rotos por la ausencia de algún o algunos de sus seres queridos, cuantas personas hospitalizadas y cuantas más aisladas en residencias de ancianos o confinadas en sus hogares, cumpliendo los protocolos que las autoridades sanitarias señalan para combatir el covid-19. Cuantos sanitario, de todas las categorías, dando sus vidas, en muchos casos, cuidando y atendiendo la soledad y sufrimiento de tantos enfermos hospitalizados. Todo ello, sin contar la multitud de familias que se encuentran en situación precaria o de pobreza, al perder alguno o todos sus miembros el puesto de trabajo, estar sujetos a expedientes de regulación de empleo temporal, o viviendo en la incertidumbre de: ¿qué pasará mañana? La realidad nos viene a confirmar como un simple virus o bacteria, que ni siquiera percibimos, puede acabar con tantas vidas humanas y provocar que se tambaleen las estructuras económicas de muchísimos países. Todos estos acontecimientos, ponen en evidencia lo frágiles y vulnerable que llegamos a ser los seres humanos.

Como cristianos, debemos ser conscientes del Tesoro que tenemos, que no es otro que Jesús de Nazaret, nuestro Padre Jesús Prendido, que dio su vida, por todos y cada uno de nosotros, liberándonos del pecado y de la muerte. Hoy, más que nunca, debemos traer a nuestras mentes y corazones sus palabras de ternura y confianza: “Ánimo, Soy Yo, no tengáis miedo…” “Mc 6, 45-52; “Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”, Mateo 28,19; “Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y Yo os aliviaré.….” Mateo11, 28-30; o como señala el salmista “Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque Tú vas conmigo: tu vara y tu cayado me sosiegan….” Salmo 22.

Estas y otras muchas palabras pronunciadas por Jesús y recogidas en los Evangelios deben servirnos de alimento y luz para nuestra vida, con la confianza y certeza de que Él nos acompaña siempre, que por muy adversas que sean las situaciones que la vida nos pueda deparar, las iremos superando cada día con su ayuda, tened siempre la esperanza y la confianza puesta en Él; como decía el apóstol San Pablo: “Contra toda esperanza, Abraham creyó y esperó, y de este modo llegó a ser padre de muchas naciones, tal como se le había dicho” Romanos 4.18

Hermanos californios, muchos cofrades, a lo largo de estos meses, me han preguntado si el próximo año habrá Semana Santa. Como os podréis imaginar no les pude contestar afirmativamente, simplemente les decía, como ahora lo hago a vosotros, que debemos esperar a ver cómo se van desarrollando los acontecimientos. Ahora bien, mi deseo como Hermano Mayor es que, cumpliendo con todas las normas dictadas por nuestras autoridades civiles, sanitarias y religiosas, la Cofradía, poco a poco, vaya recuperando su vida normal. Como sabéis, la Hermandad abrió el pasado día 15 de septiembre con horario solo de mañana, y a partir de primeros de octubre volverá a su horario normal de 10,00 a 13,00 horas y de 18,00 a 21,00 horas.

También, es mi intención poder celebrar los Cabildos de Mesa, y si fuera posible los Plenos de Mesa, al igual que las distintas Agrupaciones, si lo estiman oportuno, celebren sus Juntas Directivas en la Sala Capitular. Por supuesto, creo que es conveniente que se lleven a cabo los actos litúrgicos de la Cofradía, así como los de las distintas Agrupaciones. Todo ello, como se señaló anteriormente, dentro del cumplimiento de las normas promulgadas por nuestras distintas autoridades. Si las circunstancias, en algún momento, impidieran la celebración de las mencionadas reuniones, se estudiaría y comunicaría a todos componentes de los distintos Cabildos, así como a los Presidentes de las Agrupaciones para que lo hagan extensivo a todos sus miembros, la posibilidad de realizar reuniones online, lo que requeriría que todos aquellos que deseen estar al corriente del devenir de sus Agrupaciones o de la Cofradía deberán disponer de medios telemáticos, es decir, ordenador, con conexión a internet y correo electrónico.

Es importante, que seamos conscientes de que nuestra Hermandad está viva, y que, tengamos o no procesiones el próximo año, nuestro compromiso con la Cofradía va mucho más allá de la propia Semana Santa. Nuestras actividades se desarrollan durante todo el año, sea ya en labores de secretaria, tesorería, culto, iglesia, caridad, formación, juventud, restauración de nuestro patrimonio, así como de las restantes áreas de la misma. Actividades que se enriquecen con los actos litúrgicos de las distintas Agrupaciones y la propia Hermandad, y además con otros actos culturales o sociales como la presentación de libros, revistas, conferencias, exposiciones etc. Por último, deseo invitaros a que, a lo largo del presente año y hasta la Cuaresma de 2021, aportéis ideas sobre actos o eventos que pudiéramos organizar durante los diez días que dura nuestra Semana Santa, en el supuesto de que las circunstancias impidieran celebrar las procesiones de 2021.

Queridos Hermanos, quisiera terminar invitándoos a que, con la mirada y el corazón puestos en nuestro Padre Jesús Prendido y en su Madre la Stma. Virgen, tengáis presente, en vuestras oraciones, a todos los que han partido a la casa del Padre con motivo de esta pandemia o cualquier otra enfermedad, a sus familiares, así como a todos los enfermos ingresados en hospitales o residencias, al personal sanitario que los atiende, a todas las familias que están sufriendo las consecuencias económica del Coronavirus, a los científicos e investigadores que están trabajando incansablemente para encontrar una vacuna que frene esta epidemia, y por último, a nuestras autoridades para que el Espíritu Santo les ilumine en la adopción de las medidas más adecuadas para cada momento.

Sabéis que me tenéis a vuestra disposición, pues, como os he manifestado en más de una ocasión, creo que debo ser el primero de los Hermanos en serviros, no sé si lo consigo pero tener la seguridad de que al menos lo intento. Recibid todos, un fuerte abrazo.

Juan Carlos de la Cerra Martínez

Hermano Mayor

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. POLITICA DE COOKIES